El telescopio James Webb observa las primeras galaxias del Universo y descubre una ‘impostora’